BUSCAR

                                                                               twitter4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 

 

ENyS investiga los mecanismos cerebrales de formación de las alucinaciones

Profesionales de la Unidad Ejecutora para el Estudio de las Neurociencias y Sistemas Complejos (ENyS, CONICET-HEC-UNAJ) realizaron un estudio que busca determinar las causas y los mecanismos que dan lugar a las alucinaciones para poder diseñar tratamientos que eliminen este síntoma. Las conclusiones más relevantes fueron publicadas en un artículo que se titula "Emotional salience enhances intelligibility in adverse acoustic conditions". Sus autores son María A. Olano, Bautista Elizalde Acevedo, Nahuel Chambeaud, Andrés Acuña, Mariano Marcó, Silvia Kochen y Lucía Alba-Ferrara, se titula "Emotional salience enhances intelligibility in adverse acoustic conditions".

Algunos pacientes con esquizofrenia sufren de un tipo específico de alucinaciones auditivas verbales o fenómeno de “escuchar voces”, las cuales se pueden producir a partir de sonidos externos que son sobre interpretados. Actualmente, la esquizofrenia se considera un espectro, una dimensión continua que incluye desde graves desórdenes hasta leves manifestaciones subclínicas. Se lo suele llamar espectro de esquizotipo y abarca una secuencia de rasgos comunes que comparten personas con esquizofrenia y personas que, sin llegar a tener ese diagnóstico, comparten algunas características en forma leve. De esta manera, es posible clasificar a las personas de acuerdo a su grado dentro del espectro. Por ejemplo, se puede medir la tendencia a tener estas percepciones inusuales que se consideran precursores de las alucinaciones funcionales. Al mismo tiempo, se puede observar qué ocurre a nivel de la conducta y del cerebro cuando se presentan audios con habla en un contexto tan ruidoso que lo haga poco entendible.

La investigación del ENyS, CONICET-HEC-UNAJ constó en grabar audios con palabras, algunas emocionalmente neutrales y otras con significado peyorativo. A las que a su vez mezclamos con “ruido blanco”, un sonido que contiene todas las frecuencias en diferentes proporciones para hacerlas más difíciles de entender. Utilizamos resonancia magnética funcional, una técnica que mide indirectamente la actividad cerebral.

Veinticinco participantes sin diagnóstico clínico de esquizofrenia de entre 18 y 50 años participaron de la investigación. Se les tomó una escala para clasificarlos de acuerdo a su grado de esquizotipo y específicamente a su mayor o menor tendencia a tener percepciones auditivas inusuales “escuchar voces). Los participantes escucharon los audios con palabras y respondieron si reconocían la palabra o no.

Los resultados demostraron que en un contexto ruidoso todos los participantes reconocían mejor las palabras peyorativas que las neutrales. A su vez, las personas con mayor grado de esquizotipo reconocían palabras incluso cuando el ruido era suficiente para tornarlas incomprensibles. Estos activaron más fuertemente las regiones cerebrales de la corteza cingulada anterior derecha, la corteza orbitofrontal derecha y el giro temporal medial (en los casos de las dos primeras, se trata de regiones cerebrales encargadas de la atención y la última refiere a un centro del lenguaje).

Este estudio demuestra que las personas con mayor grado de esquizotipo, estas regiones cerebrales frontales encargadas de la atención se activan ante audios aun incomprensibles y la simultánea activación cerebral temporal vinculada al lenguaje otorgaría significados a esos ruidos resultando en falsos reconocimientos de palabras, como ocurre en las alucinaciones funcionales.

El presente estudio anticipa investigaciones futuras en población clínica, cuyo fin es continuar indagando en las causas y los mecanismos que dan lugar a las alucinaciones para poder diseñar tratamientos que eliminen este síntoma. Este hallazgo, por ejemplo, facilita la definición de nuevos targets para técnicas de neuromodulación que inhiban las alucinaciones.