BUSCAR

                                                                                twitter4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 

 

Los hospitales El Cruce y El Garrahan trabajaron en conjunto para realizar un trasplante de hígado de donante vivo a un paciente de 11 meses

 

 

Equipos profesionales de los hospitales públicos de El Cruce y el Garrahan en medio de la pandemia de COVID19 trabajaron articuladamente en pos de un trasplante hepático de donante vivo para una beba que lo necesitaba en forma urgente. El donante fue su madre.

 

El hospital Garrahan tiene un programa de trasplante hepático de donante vivo pediátrico. La atresia de las vías biliares es la indicación más frecuente de trasplante en la primera infancia.

 

El reciente caso que trataron los hospitales El Cruce y el Garrahan fue justamente el de una beba de 11 meses que debía someterse a este tipo de trasplante. La donante era su madre.

 

“La cirugía de extracción de parte del hígado de la madre denominada hepactetomia, estaba programada para realizarse en el Hospital Argerich, institución de salud con la cual trabaja habitualmente el Hospital Garrahan. Debido a la pandemia de COVID-19 dicho procedimiento fue suspendido. Al mismo tiempo la beba tuvo una hemorragia con lo cual se agravó su cuadro de salud y necesitaba ser trasplantada inmediatamente. Por este motivo, se comunican con el hospital El Cruce para ver la viabilidad del procedimiento. Si bien El Cruce realiza trasplante hepático de donante cadavérico tenemos los recursos técnicos y profesionales para realiza dicha cirugía”, explicó el Dr. Francisco Juan Mattera.

Fue así que la madre de la paciente a trasplantar fue internada en El Cruce y se le practicó la intervención donde se procedió a extraer el 25 por ciento de su hígado para ser trasplantado a su hija.

 

La hepactetomia estuvo a cargo del equipo de cirugía de trasplante hepático del Hospital El Cruce a cargo del Dr. Francisco Juan Mattera. Además participaron los Dres. Emilio Quiñonez, Marcelo Lenz y la Dra. Magalí Chadi Beltrame, la Dra. María Eugenia Fernández y dos residentes. También estuvo presente un profesional del Hospital Garrahan, que luego trasladó parte del órgano.

 

La ablación de la madre se realizó en El Cruce por la mañana y por la tarde la bebé fue trasplantada con éxito en el Garrahan. En la actualidad ambas pacientes se encuentran bien y de alta.