BUSCAR

                                                                                    twitter4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 

 

El Hospital El Cruce llegó a los 300 trasplantes hepáticos en seis años

El Hospital de Ata Complejidad en Red El Cruce a través de su Programa de Trasplante Hepático logró alcanzar los 300 trasplantes hepáticos en seis años convirtiéndose en una de las instituciones más activas en esta especialidad.

En esta nota dialogamos con los máximos referentes del Programa de Trasplante Hepático que funciona en el Hospital El Cruce el Dr. Francisco Juan Mattera, a cargo de la Cirugía Hepatobiliar Compleja y Trasplante Hepático y el Dr. Federico Villamil, referente de Hepatología Clínica. Ambos coordinan un equipo de profesionales de experiencia y calidad.

F.J. Mattera: “Hemos realizado el trasplante hepático número 300 eso significa que en estos primeros seis años de vida que tiene el Programa estamos en un volumen de trasplante anual, alrededor de 50 trasplantes al año que nos coloca a la misma altura que los grandes centros de trasplante hepático. El Hospital El Cruce ya está reconocido como una de las mejores instituciones públicas de Alta Complejidad y el trasplante hepático es parte importante de esta actividad. Si bien el trasplante en sí es una actividad quirúrgica. Para poder llegar a este número fue necesaria la colaboración de todos los actores hospitalarios que se fueron involucrando desde el inicio en este proyecto. La decisión del Consejo de Administración, el apoyo de las diferentes direcciones del hospital y los servicios tales como: quirófano, anestesia, terapia, hemodinamia, cirugía, hemoterapia, gastroenterología, kinesiología, nutrición, psicología, unidades de internación de clínica médica, enfermería, mantenimiento, infectología, los agentes traslado y el personal administrativo, en síntesis todo el hospital interviene para poder realizar un trasplante en beneficio de un paciente”.

“Siento orgullo de poder liderar desde la parte quirúrgica este grupo y poder dar una respuesta a las necesidades de los pacientes independientemente de las dificultades que se hayan planteado en su momento. Se pudo superar cualquier dificultad. Nuestro objetivo es trabajar con un nivel de excelencia médica. El hospital siempre nos permitió desarrollar nuestra tarea en pos de los pacientes que padecen enfermedad hepática terminal o falla hepática aguda y necesitan de un trasplante hepático para poder revertir esa situación y poder sobrevivir”, concluyó el Dr. Mattera.

F. Villamil: “El trasplante hepático es un procedimiento de muy alta complejidad. No todo centro puede hacer trasplantes de hígado porque para ello se requiere la combinación de recursos institucionales y recursos humanos de alto nivel. Por un lado la institución debe contar con una capacidad instalada de alta complejidad, incluyendo quirófanos, banco de sangre, laboratorio especializado, diagnóstico por imágenes, patología, etc, y además que estén disponibles las 24 horas y los 365 días del año. En segundo lugar, no puede hacerse trasplante hepático si no se cuenta con recursos humanos (clínicos y quirúrgicos) con experiencia y entrenamiento específico para el manejo tanto del pre trasplante como del postoperatorio. Sin duda, el trasplante hepático requiere un esfuerzo multidisciplinario. Hoy trasplantamos pacientes cada vez más graves y esto requiere de la participación de muchos profesionales de la institución como anestesistas, terapistas intensivos, infectólogos y gastroenterólogos, entre muchos otros”.

“Me parece muy importante que en el hospital El Cruce se hayan realizado 300 trasplantes. Números como estos son siempre para destacar. Sin embargo, la importancia de este logro trasciende lo numérico. En Argentina, y a diferencia de otros países, el trasplante hepático es parte del Programa Médico Obligatorio por el cual todas los financiadores de la salud (obras sociales y prepagos) tienen la obligación de cubrirlo. Como todos sabemos, un porcentaje grande de la población Argentina no tiene ninguna cobertura de salud por lo que su única salida es el hospital público. Es importante destacar que hoy en nuestro país existe una gran oferta de trasplante hepático en el sector privado, pero limitada en el sistema público. Este es el punto más trascendente del logro obtenido en el hospital El Cruce porque, siendo un hospital público, hacemos más trasplantes que en cualquier centro privado (de 50 por año). Sin duda, hoy El Cruce es líder en esta disciplina. Cuando comenzamos las actividades creíamos que íbamos a cubrir primariamente las necesidades de la red del hospital El Cruce y de la Provincia de Buenos Aires. Hoy atendemos y trasplantamos a pacientes con enfermedades hepáticas avanzadas de todo el país”.

“Hay un hecho muy importante que ocurrió cuando me convocaron en el 2012 para desarrollar un Programa de Trasplante en el hospital El Cruce. Yo venía de trabajar solo en instituciones privadas de Argentina y Estados Unidos. Recuerdo muy bien cuando le dije al entonces Director Médico del hospital que mi única condición para iniciar un programa de trasplantes en El Cruce era que nunca se suspendiera un operativo por falta de insumos. Hoy debo decir que después de hacer 300 trasplantes ningún paciente perdió la opción de trasplantarse por ese motivo. Quiero terminar enfatizando nuevamente que el Hospital El Cruce le brinda a los pacientes sin cobertura una chance de trasplantarse de manera similar a la que ofrecen los centros privados. Considero que este es el motivo más profundo para festejar”, finalizó el Dr. Villamil.