BUSCAR

                                                             youtube2     face2     twitter2   

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 

 

El Hospital El Cruce realizó el 1° trasplante renal pediátrico con donante vivo relacionado

 

El equipo de médicos que integran el Equipo de Trasplante Renal del Hospital de Alta Complejidad en Red El Cruce-Néstor Kirchner, realizó el primer trasplante renal pediátrico con Donante Vivo. Se trata de Magalí una niña de 10 años que recibió el riñón de su padre.


El trasplante se realizó hace dos semanas y hoy Magalí ingresa al hospital de la mano de sus padres Romina y Gerardo a la consulta con los médicos. 


Esta historia comenzó a escribirse hace más de ocho años en la localidad de Lomas de Zamora de donde es oriunda la familia. “Un día mi hija comenzó con dolor abdominal, diarrea y vómitos. La vieron los pediatras y nos dijeron que era apendicitis. Equivocadamente llegaron a ese diagnóstico e incluso la operaron. Pero mi chiquita no mejoraba. Hasta que hago otra consulta y conozco al Dr. Oscar Amoreo”, recuerda la mamá de Magalí.


En ese momento Amoreo llega a la verdad de lo que le estaba pasando a Magalí. Tenía un Síndrome Urémico Hemolítico (SUH). Esta enfermedad había sido contraída a través de una bacteria que suele estar en los alimentos. Tanto niños como adultos pueden padecerla y es una enfermedad grave que trae muchas complicaciones y puede producir hasta la muerte. En la Argentina hay 500 casos por año; es una patología frecuente, casi todos en pediatría.


Magalí comenzó a ser tratada por el Dr. Amoreo. En principio hubo que dializarla durante varios meses porque no le funcionaban los riñones. Quedó con una secuela, una insuficiencia renal crónica que fue progresando con los años. Y llegamos al año pasado, y a los nueve años de Magalí, con una insuficiencia renal grave y teníamos dos opciones: ponerla en diálisis nuevamente o hacer un trasplante renal con un donante vivo, antes de ingresar a una terapia de reemplazo de riñón, es decir trasplante anticipado. De esta manera se comenzó a evaluar la posibilidad del trasplante.


En nuestro país la Ley Nº24.193 en su Artículo 15 prevé la donación entre vivos sólo con fines de trasplante y entre personas relacionadas (parientes consanguíneos o por adopción hasta 4º grado, cónyuge, concubino).


Fue así que comenzó la evaluación pre trasplante con los estudios de compatibilidad en Gerardo, el papá de Magali. Este proceso lo encaró la Dra. Silvia Dipietrantonio, jefe del Equipo de Trasplante Renal del Hospital de Alta Complejidad en Red El Cruce-Néstor Kirchner.


“No es frecuente el trasplante con donante vivo relacionado anticipado, antes que el paciente ingrese a diálisis, porque los pacientes usualmente se trasplantan con donantes fallecidos después de estar varios años en diálisis” explicó el Dr. Amoreo.<br>
La familia es muy contenedora y al padre lo encontraron apto para donar. El papá tiene una muy buena compatibilidad con su hija. Además tiene un muy buen estado de salud y no padece otras enfermedades.

 

El Trasplante

A Gerardo le realizaron una cirugía laparoscópica para extraerle el riñón izquierdo por completo, y luego los médicos se lo trasplantaron a Magalí.


El Dr. Marcelo Baran explicó cómo fue el trasplante “a la nena se le realizó una cirugía mayor, se dejaron sus riñones y se le implantó el nuevo riñón en la fosa ilíaca derecha. Tuvo un excelente post operatorio y fue precozmente dada de alta. Debe permanecer con los cuidados de todos los trasplantados, ya que está inmunosuprimida y tendrá que tomar medicación de por vida”.


Por otra parte, el Dr. Baran comentó acerca de la salud del donante, “Lo importante es preservar el estado de salud del donante y que no tenga ningún riesgo posterior que perjudique el único riñón que le queda. Ahora Gerardo es monoreno y tiene que hacerse controles médicos anuales, evitar la hipertensión, el sedentarismo, la obesidad. Dentro de las estadísticas existen donantes vivos de riñón que ingresaron a diálisis a causa de una insuficiencia renal.


El caso de Magalí y su padre nos conmueve. Nos habla del gran acto de amor de Gerardo de darle nuevamente la vida. Recuerda que la decisión fue natural. No dudé ni un minuto al tratarse de mi hija”. Mientras lo escucha con orgullo Romina su esposa. Hoy Gerardo se encuentra muy bien y su evolución es favorable.


Magalí en un par de semanas podrá reincorporarse a la escuela, jugar con sus amigas y disfrutar de sus hermanos mellizos de dos meses de vida.


El equipo de médicos que intervinieron en el trasplante renal está integrado por: la Dra. Silvia Dipietrantonio, el Dr. Oscar Amoreo, el Dr. Marcelo Baran, el Dr. Pablo Jara, el Dr. Luis Costan, la Dra. Nieves Aran, y las Dras. Paula Bresso y Laura Lombardi. La recuperación en la sala de internación pediátrica estuvo a cargo de Natalia Arrospide y Juan Ves Losada.